Estudiantes

Los estudiantes que usan el formato de aprendizaje HOMESCHOOL sobresalen en las habilidades conversacionales y las habilidades concernientes a los sentimientos,emociones y opiniones, las cuáles tienen relación con el patrón familiar, las características de los padres, el estilo de las relaciones familiares y el uso moderado de la televisión.

  • Atención personalizada. El maestro puede dedicarse exclusivamente al alumno, por lo que este puede preguntar todas las dudas que le vayan surgiendo.
  • Implicación. Cuando están pendientes de nosotros, sentimos la necesidad de implicarnos. En este sentido, el HOMESCHOOL puede contribuir a potenciar la responsabilidad del alumno.
  • Adaptabilidad. En este caso, la transmisión de conocimientos no debe adaptarse a un grupo-clase, sino a un único alumno. Así pues, si el estudiante aprende rápido podrá aprovechar mucho mejor el tiempo. Igualmente, si tiene necesidades especiales se le podrá dedicar mayor atención.
  • Flexibilidad horaria. Si estudias en casa, no debes preocuparte tanto por el reloj. De todas formas, conviene marcar un horario para que el día cunda y no se pierdan las rutinas. No desplazarse para ir a la escuela no tendría que equivaler a perder el rigor.
  • Observación de la realidad. El alumno abandona la idea de que solo puede aprender a través de los libros. Por ejemplo, si estudia Química, la observación de algunos fenómenos en la cocina facilitará que no solo se quede con la teoría.
  • Interacción con personas de varias edades. El estudiante no solo está rodeado de personas de su misma edad: puede convivir con adultos o con niños mayores y menores. Esta pluralidad de edades contribuye al enriquecimiento personal.
  • Exploración de disciplinas extracurriculares. Los planes de estudio no siempre dejan espacio para todas los campos del saber. Una vez adquiridos unos conocimientos generales, el temario se puede ampliar en función de los intereses del alumno.
  • Fortalecimiento de los lazos familiares. Si la familia es la encargada de formar al menor, el HOMESCHOOL puede convertirse en una oportunidad de oro para trabajar las relaciones afectivas en el hogar. Sea como sea, debemos procurar que estos vínculos no se vuelvan tóxicos ni dependientes.
  • Despreocupación por los desplazamientos. No ir a la escuela a diario supone un ahorro en transporte público y gasolina. Además, si el alumno tiene problemas de movilidad, se ahorrará las dificultades del desplazamiento.
  • Falta de competencia. Si no hay grupo-clase, no existe la presión por destacar ni hay riesgo de acoso en la escuela.